lONGEVIDAD ES POSIBLE EN EL CILENTO ITALIA”


longevidad-italia-cilento-kdai-620x349abc

 

 

 

El secreto de la “longevidad está en el Cilento”, una zona de la región de Campania, al sur de Italia, situada entre la costa y la montaña.

En un pequeño pueblo de esta tierra de personas centenarias, en Acciaroli, la proporción de los que superan el siglo de vida es superior a la alcanzada en la famosa y muy estudiada isla japonesa de Okinawa. En Acciaroli hay 81 centenarios entre sus casi 800 habitantes. Un equipo internacional de científicos de la Universidad de San Diego en California y La Sapienza de Roma han examinado durante meses a “300 italianos con más de cien años que viven en el Cilento” y acaba de presentar sus resultados.

Entre sus descubrimientos está el que en estos centenarios hay una baja concentración de bio-ADM en la sangre. Se trata de la adrenomedulina, una hormona que regula la presión sanguínea y tiene un potente y prolongado efecto vasodilatador.

Según los investigadores, actúa como un poderoso factor de protección, aumentando la cantidad de sangre en la circulación periférica. Cuantos más bajos son los niveles hemáticos de bio-ADM, menor es el estrés cardiovascular. Numerosos estudios han demostrado cómo la adrenomedulina está en grado ofrecer un diagnóstico precoz para los problemas de microcirculación.

El estudio también ha revelado que los centenarios del Cilento tienen pequeñas moléculas (metabolitos), que podrían influir positivamente en su bienestar y longevidad.longevidad-cilento-italia_clavid20160924_0023_35

Dieta mediterránea

El convenio en el que se ha presentado el estudio se ha desarrollado en el Castillo Capano de Pollica, localidad de 2.500 habitantes, que es precisamente la sede del Centro Dieta Mediterránea.

El biólogo, fisiólogo y nutricionista norteamericano Ancel Keys, considerado el «padre» de la dieta mediterránea, bautizó esta zona del Cilento, en los primeros años 60, como el «triángulo de la larga vida». Ancel Keys, con sus colaboradores, llegó a la conclusión de que una alimentación a base de pan, pasta, fruta, muchas legumbres, poca carne, pescado y aceite de oliva extra-virgen proporcionaba extraordinarios efectos benéficos en la salud y longevidad.

A este tipo de alimentación la llamó dieta mediterránea, siendo el primero en introducir este concepto en un detallado estudio y por eso se le considera su «descubridor». Precisamente, el próximo objetivo de los investigadores es verificar si hay algunos elementos particulares en la dieta mediterránea que podrían influenciar los niveles del bio-ADM.

 

Comen mucho romero

Uno de los cardiólogos que han intervenido en el estudio, Alain S. Maisel, de la Universidad de San Diego, ha explicado que los habitantes de esta zona consumen mucho romero –planta medicinal que mejora la memoria y la circulación sanguínea- y otras hierbas similares que permiten a los habitantes del Cilento mantenerse muy activos y moverse entre la montaña y el mar.

Esta actividad física y la excelente relación con el ambiente contribuyen también a la calidad de vida y longevidad.

ABChttp:

http://www.abc.es/sociedad/abci-secreto-longevidad-esta-cilento-201609062121_noticia.html

TRADUTORES

https://portaldostradutoreseinterpretes.wordpress.com

 

 

Todo sobre quesos como se fabrican los diferentes tipos


5 cosas sobre el queso que quizá no sepas

“Bajo la aparente simpleza del queso, se esconde un alimento tremendamente complejo (el hecho de que se elaboren cientos de variedades diferentes casi exclusivamente a partir de leche, debería darte una pista). A través de este artículo podrás conocer algunas de las fascinantes curiosidades que encierra este apasionante alimento.”

1. ¿Por qué pican algunos quesos?

Si has probado alguna vez un queso picante, tal vez te hayas hecho la pregunta anterior. La explicación en algunos casos es más o menos sencilla, y es que existen ciertos tipos de queso en cuya elaboración se emplean especias o condimentos picantes (por ejemplo, en algunas variedades del queso asturiano Afuega’l pitu se utiliza pimentón picante). Sin embargo, existen quesos que son elaborados exclusivamente a partir de leche y que también son picantes. Algunos ejemplos de ello son los quesos azules (como por ejemplo elCabrales o el Roquefort) o ciertos quesos muy maduros (como por ejemplo elZamorano o el Manchego). ¿Cuál es la explicación en estos casos?

Los quesos añejos suelen provocar una sensación picante en la boca y un sabor bastante fuerte. Recuerda que los sabores básicos son cinco*: dulce, salado, ácido, amargo y umami, que son detectados en la lengua a través de las papilas gustativas, para inmediatamente después ser interpretados en el cerebro (*en la actualidad se está debatiendo sobre la posible existencia de un sexto sabor: el sabor a grasa).  (Fuente)

Antes de nada hay que aclarar que, a pesar de lo que mucha gente piensa, el picante no es un sabor sino una sensación, concretamente una sensación de dolor, que se produce en la boca tras entrar en contacto con ciertas sustancias, como por ejemplo la capsaicina de las guindillas. Este tipo de sensaciones, entre las que se encuentran otras como la astringencia (provocada por ejemplo por los taninos del té o del vino tinto) o el frescor (asociado por ejemplo al mentol de algunas hierbas aromáticas) son percibidas por unos receptores nerviosos llamados nociceptores y transmitidos al cerebro a través del nervio trigémino, por lo que se conocen genéricamente como sensaciones trigeminales.

El nervio trigémino cuenta con varias ramas, distribuidas por diferentes regiones de la cabeza, que cumplen funciones motoras  y sensoriales. (Fuente)

En lo que respecta al queso, el término “picante” se suele aplicar indistintamente tanto para aquellos que son realmente picantes (es decir, para los que producen en la boca una sensación punzante similar a la que provoca la capsaicina de las guindillas), como para los que son ardientes (es decir, para los que producen una sensación irritante parecida a la que causan las bebidas alcohólicas de alta graduación). ¿Y qué es lo que hace que un queso sea picante? ¿Cómo es posible que a partir de un alimento de sabor suave, como es la leche, se obtengan quesos capaces de provocar estas sensaciones? Para comprender las respuestas a estas preguntas, primero debes saber cómo se elabora el queso. A continuación lo explicamos muy brevemente.

El queso Gamonéu, uno de los asturianos más apreciados, suele ser picante en mayor o menor medida. (Fuente)

Elaboración del queso
El proceso por el que la leche se transforma en queso consta de una serie de operaciones que, aunque pueden diferir según la variedad de la que se trate, se pueden esquematizar del siguiente modo:

– Higienización de la leche

La leche puede contener una cantidad significativa de microorganismos desde el mismo momento en el que sale de la ubre del animal o incluso antes. Eso significa que el consumo de leche cruda, o de quesos frescos o poco maduros elaborados a partir de ella, puede poner en riesgo la salud. Por eso los productores suelen optar por aplicar un tratamiento de pasteurización, que acaba con las formas vegetativas de los microorganismos que pudieran estar presentes en la leche.
El ordeño se realiza en condiciones higiénicas mediante un sistema mecánico que envía la leche desde la ubre hasta un depósito a través de conductos cerrados. (Fuente)
– Acidificación de la leche
Una vez que la leche está lista para comenzar el proceso de elaboración del queso, lo primero que se suele hacer es calentarla ligeramente y añadir cultivos iniciadores. Éstos están constituidos básicamente por bacterias ácido-lácticas (BAL)capaces de transformar la lactosa de la leche en ácido láctico, lo que provoca un descenso del pH. Esta acidificación de la leche favorece el cuajado.
Una de las bacterias que se emplea frecuentemente como cultivo iniciador es Lactococcus lactis, que se muestra en esta imagen realizada mediante un microscopio electrónico. (Fuente)
  – Cuajado
El cuajado consiste en la coagulación de las proteínas de la leche (concretamente de las micelas de caseína), que puede lograrse medianteacidificación (por ejemplo añadiendo bacterias ácido-lácticas, zumo de limón, etc.) o por adición de cuajo, un complejo enzimático que puede ser de origen animal, vegetal o microbiano.
La acidificación llevada a cabo por las BAL y la acción de las enzimas del cuajo provocan la coagulación de las caseínas de la leche, que forman una matriz proteica que engloba gran parte de la grasa y otros componentes de la leche. (Fuente)
  – Corte y desuerado
Una vez que se forma la cuajada, lo que se suele hacer es cortarla en gránulos de determinado tamaño (según el tipo de queso) y retirar el suero.

La cuajada se corta con un instrumento llamado lira. (Fuente)

– Prensado

Los gránulos de cuajada son introducidos en moldes y prensados para dar forma y consistencia al queso.

Los quesos, una vez introducidos en moldes son sometidos a un prensado. (Fuente)

– Salado

La adición de sal favorece la salida de suero, potencia el sabor del queso y prolonga su vida útil, al dificultar el desarrollo de microorganismos y reducir la actividad enzimática.

Los quesos ya formados se introducen en piscinas con salmuera para salarlos. (Fuente)

– Maduración

La cuajada que se obtiene a partir de las operaciones anteriores está constituida principalmente por proteínas (sobre todo caseínas), materia grasa y una fracción de los componentes solubles de la leche, entre los que destaca la lactosa. Dicha cuajada es almacenada en cámaras de maduración bajo condiciones controladas de humedad y temperatura durante un determinado periodo de tiempo en el que los compuestos que acabamos de mencionar sufren una serie de transformaciones que caracterizarán el producto final.
Cámara de maduración de queso Gruyer. (Fuente)

Transformaciones durante la maduración
Las transformaciones que se producen en un queso durante el periodo de maduración son tremendamente complejas y comprenden una serie de procesos bioquímicos que están regulados en buena medida por diferentesenzimas. A pesar de lo que mucha gente cree, las enzimas no son seres vivos, sino compuestos químicos (concretamente proteínas) que pueden proceder de diferentes fuentes:

  • de las células del sistema inmunitario del animal, con lo que estarían presentes en la leche de partida
  • de los microorganismos que pudieran encontrarse en la leche como consecuencia de una contaminación accidental o de unainfección subclínica del animal
  • de los microorganismos añadidos a la leche en forma de cultivos iniciadores, tales como bacterias ácido-lácticas (BAL) o diferentes tipos de mohos (por ejemplo en los quesos azules).
  • del cuajo que se añade a la leche para provocar la coagulación de las proteínas
  • de los microorganismos que se desarrollan durante el periodo de maduración (normalmente se trata de mohos y levaduras que crecen sobre la superficie de los quesos)
Las enzimas producidas por los mohos juegan un papel fundamental en la elaboración de quesos azules como el Roquefort. (Fuente)

¿Y cuál es el papel que juegan todas estas enzimas? Lo que hacen es catalizar reacciones químicasdirigiendo así la mayoría de los procesos bioquímicos que tienen lugar durante la maduración. A partir de dichos procesos, los compuestos que estaban presentes en la leche de partida (lactosa, lactato, citrato, proteínas y triglicéridos) son transformados para dar como resultado otros compuestos diferentes que van a determinar las características del queso: aspecto, olor, sabor, textura… y también, como no, la capacidad de provocar unasensación picante. A continuación puedes conocer a grandes rasgos cuáles son los principales procesos bioquímicos que se producen durante la maduración, así como los compuestos relacionados con la sensación picante que se forman a partir de ellos:

– metabolismo de la lactosa residual, del lactato y del citrato, a través del cual estos compuestos son transformados en otros, como etanol, dióxido de carbono, diacetilo, etc. Algunos de ellos se relacionan con la sensación picante, como el acetaldehído, que se obtiene principalmente a partir del metabolismo de citrato llevado a cabo por bacterias como lactococos y Leuconostoc sp., el ácido acético o el acetato de etilo, que se obtienen fundamentalmente a partir del metabolismo de lactosa y lactato.

Las bacterias del género Leuconostoc participan en algunos quesos en el metabolismo del citrato. (Fuente)

– proteolisis y catabolismo de aminoácidos: consiste en la ruptura de proteínas, que da como resultado macropéptidos, que a su vez se dividen en péptidos más pequeños y finalmente en amidas, amonio y aminoácidos. A partir de estos últimos se forman nuevos compuestos que contribuyen al sabor y al aroma del queso, y también a la sensación picante. Entre estos últimos cabe destacar el acetaldehído, especialmente en quesos azules y variedades de queso con mohos superficiales.

Las proteínas están formadas por largas cadenas de aminoácidos. Las enzimas proteasas hidrolizan las proteínas para dar como resultado péptidos (moléculas formadas por varios aminoácidos) y aminoácidos. (Fuente)

– lipólisis y catabolismo de triglicéridos: consiste básicamente en la hidrólisis de los triglicéridos, que da lugar a mono- y diglicéridos, junto con ácidos grasos libres. A partir de estos últimos se forman otros compuestos, como alcoholes, cetonas, aldehídos y ésteres. Todos estos compuestos son responsables del aroma y del sabor del queso, y algunos además se relacionan con la sensación picante. Entre ellos destacan algunos ácidos grasos libres de cadena corta, como ácido caproico y ácido cáprico, que son especialmente abundantes enleche de oveja y cabra, sobre todo en invierno. Otros compuestos relacionados con la sensación picante son algunas metil-cetonas (como por ejemplo 2-heptanona). que son conocidas fundamentalmente por su importancia en el aroma de los quesos azules y de los quesos con mohos superficiales. Éstas se forman en gran medida debido a la acción enzimática de mohos comoPenicillium roquefortiP. camemberti Geotrichum candidum sobre ácidos grasos libres.

Un triglicérido está formado por una molécula de glicerol y tres ácidos grasos. Éstos pueden ser de diferentes tipos en función de la longitud de su cadena (ácidos grasos de cadena corta si tienen entre 4 y 12 átomos de carbono o ácidos grasos de cadena media y larga si tienen más de 12). Durante el proceso de lipólisis, las enzimas hidrolizan los triglicéridos para dar como resultado diglicéridos, monoglicéridos o glicerol junto con ácidos grasos libres. (Fuente)

¿Cómo conseguir un queso picante?
En definitiva, la sensación picante depende de muchos factores, entre ellos: las características de la leche de partida (raza del animal, estado sanitario, época del año, alimentación, etc.), del cuajo y los microorganismos que participan en su elaboración y de las condiciones de maduración (especialmente en el tiempo, la temperatura y la humedad). Así, si quisiéramos obtener un queso picante sería recomendable partir leche de oveja o cabra, con elevados recuentos de células somáticas y obtenida en invierno; añadir cuajo y ciertas especies de bacterias (por ejemplo, algunas del género Leuconostoc, bacterias ácido lácticas, etc.) y de mohos (por ejemplo, algunos del género Penicillium) y finalmente someterlo a largos periodos de maduración.

2. ¿Sabes realmente cómo se forman los agujeros de algunos quesos suizos?

Como sabrás, algunos quesos suizos como el Emmental, se caracterizan por contener un notable número de agujeros de considerable tamaño. Se suele decir a los niños que éstos son causados por la acción de los ratones, aunque obviamente se trata sólo de una fantasía (por cierto bastante recurrente en los dibujos animados). Pero ¿cómo se forman realmente esos agujeros? Esta pregunta ha despertado el interés de los científicos desde que comenzó a investigarse sobre el queso hace más de un siglo, pero no ha sido hasta este mismo año cuando se ha podido dar una respuesta completa.

En el año 1917 el químico estadounidense William M. Clark, publicó un artículo en el que se recogían los conocimientos que existían hasta entonces sobre el origen de los ojos o agujeros del queso Emmental. En ese trabajo Clark llegó a la conclusión de que se debían al gas formado como consecuencia de la fermentación llevada a cabo por algunas bacterias. Sin embargo, esa idea era más bien una hipótesis, ya que por aquel entonces no se sabía qué bacterias participaban en la elaboración del queso ni se conocían algunos mecanismos de fermentación (como la fermentación del ácido propiónico). Con el paso del tiempo se fueron realizando más investigaciones que permitieron conocer muchos más detalles sobre esta cuestión. Así, se pudo saber que los agujeros se forman debido a la producción de dióxido de carbono por parte de bacterias ácido-propiónicas (BAP), a lo que también contribuye la acción de ciertasbacterias ácido lácticas (BAL). Concretamente, las BAL llevan a cabo unafermentación ácido-láctica, transformando la lactosa de la leche en ácido láctico y en otros productos secundarios, como dióxido de carbono. Por su parte, las BAP (especialmente Propionibacterium freudenreichii) llevan a cabo una fermentación ácido-propiónica, transformando el lactato obtenido en el proceso anterior en propionato, acetato y dióxido de carbono.

A finales de los años 90 del siglo XX comenzó a observarse una disminución drástica del número de agujeros del queso Emmental, lo que motivó la preocupación de los productores. (Fuente)

Sin embargo, aún quedaba un gran misterio por resolver, que no era otro que el mecanismo de formación de esos agujeros, o dicho de otra forma, los motivos que explican su tamaño, su número, su forma y su distribución en el queso. Este misterio aumentó aún más hace unos 15 años, cuando el número y el tamaño de esos ojos disminuyó drásticamente, hasta el punto quecada vez era más frecuente obtener quesos sin apenas agujeros (algo que, como puedes imaginar, provocó una notable preocupación en los productores). Los investigadores atribuyeron esta escasez de agujeros a la incorporación de una mejor tecnología de ordeño, que pasó de ser manual y en cubas abiertas a ser mecánico y en sistemas cerrados, con las consiguientes mejoras higiénico-sanitarias de la leche. Otro hecho que llamó la atención de los investigadores fue que tradicionalmente los quesos de invierno tenían muchos más agujeros que los de verano. Así, estos dos fenómenos pusieron a los investigadores tras la pista de un único sospechoso que, a la vista de los resultados de una reciente investigación, puede ser considerado como “culpable”: el heno. En otras palabras, la formación de agujeros está inducida por la presencia en la leche de micropartículas de heno.

Esta imagen muestra una tomografía computerizada de rayos X en la que se aprecian los agujeros formados en una pieza de queso. (Fuente)

¿Cómo se forman los agujeros?
Las partículas de heno contienen pequeñas burbujas de aire, que aumentan de tamaño gracias al dióxido de carbono producido por las bacterias ácido-propiónicas y ácido-lácticas. Es decir, las partículas de heno actúan como puntos de nucleación en la formación de agujeros, determinando su número y su distribución en el queso. Tanto es así que los propios investigadores se sorprendieron al conocer que el número y el tamaño de los agujeros del queso puede ser controlado casi a voluntad, en función de la cantidad de micropartículas de heno que se añada a la leche. Así, sin micropartículas de heno apenas se forman agujeros, ya que el dióxido de carbono producido en la fermentación escapa al exterior del queso.

Imagen de micropartícula de heno tomada con microscopio electrónico en la que se puede apreciar su estructura capilar. El atrapamiento del aire en estos capilares permite la difusión del dióxido de carbono desde la pieza de queso hacia el interior de las micropartículas, actuando así como puntos de nucleación en la formación de agujeros. (Fuente)

¿Y qué ocurre en otros quesos? 
Aunque en otros quesos también pueda haber partículas de heno, no se forman agujeros tan grandes debido a la ausencia de bacterias ácido-propiónicas (las bacterias ácido lácticas presentes en otros quesos producen poca cantidad de dióxido de carbono). Esto es lo que sucede por ejemplo en el Gruyer que, a pesar de lo que mucha gente cree, no contiene agujeros.

Corte de queso Zamorano en el que se pueden apreciar algunos pequeños agujeros. (Fuente)

¿Significa todo esto que los quesos se hacen con leche sucia? 
Ni mucho menos. Los quesos, sean del tipo que sean, solamente pueden pueden elaborarse con leche en óptimas condiciones higiénicas (para asegurar que así sea se realizan análisis microbiológicos y tratamientos comomicrofiltración bactofugación, según el caso). Las micropartículas de heno de las que estamos hablando son diminutas (del orden de unos 50 micrómetros) y están presentes en dosis muy pequeñas (del orden de 5-10 miligramos por cada 1000 kilogramos de leche), de modo que no tienen ningún efecto negativo sobre la calidad higiénica de la leche ni sobre la salud del consumidor.

continue aqui 

para no perder nada

traductores de textos online

 

Con 77 años es la culturista femenina más antigua del Mundo “Ernestine Shepherd”


abu1

 

La septuagenaria Americana” Ernestine Shepherd” , de 77 años , comenzó a hacerfisiculturismo a la edad de 56 años . Después de la muerte de su hermana, el ejercicio la ayudó a salir de la depresión. Hoy, es una de los culturistas más antiguas del mundo y también es entrenadora de otros de tanta edad como ella . “Yo soy la prueba de que la edad es sólo un número”, dijo.

abuela

Sedentaria hasta los 56 años que pasó a hacer ejercicios animada por su hermana y su mejor amiga, Velvet , quien pensaba que los dos deberían  llevar una vida más saludable. Sin embargo, Velvet murió de un aneurisma cerebral en 1992 y Ernestine entró en depresión. “Después de que mi hermana murió, me origino la presión arterial alta , ataques de pánico , el colesterol alto. ”

 

El apoyo de la familia y su religión ayudó a motivar y empezar a correr. La práctica de fisiculturismo se llevó  todos los dolores de su cuerpo y elimino la necesidad de remedios. Hasta hoy , corre 16 kilómetros cada día acompañada de su marido , Collin, 83 . También hacer dos horas diarias  de gimnasio. Enseña la gimnasia y su alumno más antiguo es de 89 . ” No todo el mundo quiere ser un culturista. Sólo tienes que encontrar lo que te gusta hacer . ”

 

Con la ayuda del ex Mr. Universo Yohnnie Shambourger , se c convirtió en profesional  , en 2010, entró en el Libro Guinness , el Libro de los Récords como el culturista femenina más antigua del abuel

abu

Detectan la edad con prueba de sangre “Informe cientifico”


Prueba de sangre que detecta la edad

Redacción

BBC Mundo

Un equipo de científicos desarrolló una prueba que puede calcular la edad de un individuo con sólo una muestra de sangre.

Células TEl método se basa en una propiedad característica de las células T.

El método puede ser utilizado, por ejemplo, por investigadores forenses que requieren información relacionada con la edad de un sospechoso o un muerto.

La técnica está basada en la identificación de una característica de un tipo de células inmunes, llamadas células T, que son transportadas en la sangre.

Estas células juegan un papel clave en el reconocimiento de “invasores” foráneos en el organismo, como bacterias, virus, parásitos o células cancerosas.

Como parte del proceso que estas células utilizan para reconocer a estos invasores producen pequeñas moléculas de ADN circular.

El número de estas moléculas, conocidas como círculos de escisión de receptores de célula T (sjTREC), disminuye a un ritmo constante con la edad.

Según los científicos, el estudio demuestra que este fenómeno biológico puede ser utilizado para calcular “con precisión y confiabilidad” la edad de un individuo humano.

Personas desconocidas

Este enfoque, dicen los investigadores, permitirá ubicar a un individuo en una categoría generacional que se extiende en unos 20 años.

La nueva prueba ha demostrado ser la más precisa de todos los análisis que se han diseñado para calcular una característica humana de fenotipo a partir de la información de ADN

Dr. Manfred Kayser

La predicción de los “fenotipos” humanos -las características externas de una persona como color de cabello y ojos- a partir de la información del ADN es un nuevo campo emergente en la ciencia forense.

Pero actualmente, con la información del ADN sólo pueden ser identificadas unas cuantas características de fenotipos con suficiente precisión para tener implicaciones prácticas.

Tal como explica el doctor Manfred Kayser, quien dirigió el estudio, la nueva prueba ha demostrado ser la más precisa de todos los análisis que se han diseñado para calcular una característica humana de fenotipo a partir de la información de ADN.

“Los perfiles de ADN convencionales aplicados a la ciencia forense sólo pueden identificar a personas que ya son conocidas por los organismos investigadores”, explica el científico.

“Por lo tanto, cada laboratorio forense se ha encontrado con casos en los que el perfil de ADN obtenido del material de evidencia no corresponde a ninguno de los sospechosos analizados ni a nadie en la base de datos de ADN criminal”.

“En esos casos, se espera que la información que se desprende del material de evidencia ayude a encontrar a personas desconocidas”, agrega.

Los expertos esperan que la nueva prueba, junto con los métodos que se utilizan actualmente para reconstruir la apariencia de personas desconocidas a partir de una muestra biológica encontrada en la escena del crimen, ayude eventualmente a resolver más casos.

Los detalles de la investigación, llevada a cabo en el Centro Médico de la Universidad Erasmus, en Holanda, aparecen publicados en la revista Current Biology.

 

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/

Dieta meiterránea Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad


https://i2.wp.com/neuroblog.brain-dynamics.es/wp-content/uploads/2010/03/dieta_mediterranea.jpgHay quien dice que sólo las cosas buenas perduran en el tiempo, y quizá por ello la Dieta Mediterránea, que esta semana ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, sigue más vigente que nunca 9.000 años después de originarse, y los científicos le atribuyen cada vez más bondades.

Frutas, verduras, hortalizas, legumbres, aceite de oliva como grasa esencial, pescado y un consumo moderado de carnes y lácteos son los pilares de la alimentación mediterránea, y España, Grecia, Italia y el norte de Marruecos las zonas geográficas que tienen su “custodia compartida”.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) han reconocido la Dieta Mediterránea como un modelo alimentario de calidad, saludable y sostenible.

Este reconocimiento se materializó en Barcelona en 1996 en el I Congreso Internacional sobre Dieta Mediterránea, del que surgió la Declaración sobre los beneficios de esta práctica alimentaria.

Según la “Declaración de Barcelona”, la Dieta Mediterránea, además de ser beneficiosa para la salud, “preserva los hábitos alimentarios y los usos agrícolas tradicionales” y posee “cualidades históricas y culturales que deben ser protegidas con la misma intensidad que se cuidan otros símbolos culturales”.

Pero la Dieta Mediterránea no es sólo una forma de alimentarse: “Es salud, es cultura, es arte, relaciones sociales y una de las máximas expresiones del saber y del conocimiento humano”, afirma a Efe el presidente de la Real Academia de Gastronomía Española, Rafael Ansón.

Más allá, el arqueólogo y doctor de la Universidad de Córdoba Desiderio Vaquerizo consideraba recientemente que productos como los cereales, el vino o el aceite de oliva fueron claves en el desarrollo de la vida de las civilizaciones grecorromanas o etruscas en infinidad de campos, entre ellos la economía y las relaciones sociales.

Por eso, la posible designación de la Dieta Mediterránea como Patrimonio de la Humanidad, cuya candidatura se debate desde esta semana y hasta el próximo día 19 en Nairobi, “está plenamente justificada, pues es una forma de expresión cultural de los pueblos del Mediterráneo, que han creado la cultura más importante de la Historia”, sostiene Ansón.https://i0.wp.com/www.vitadelia.com/images/2010/11/dieta_mediterranea9.jpg

Y es que, nada más mediterráneo que utilizar la comida como excusa para reunirse distendidamente en torno una mesa repleta de tapas españolas o griegos “mezedes”, y cultivar la conversación con familia y amigos.

Los beneficios que una alimentación basada en la Dieta Mediterránea aporta a la salud son muchos, y cada día aparecen nuevos estudios que le arrogan más y mejores “poderes” a este modelo.

Ahí van unos cuantos: disminuye el riesgo de padecer enfermedades coronarias, cáncer, obesidad, diabetes, previene la aparición del mal de Alzheimer y también disminuye las probabilidades de sufrir una depresión.

Lógicamente, todos estos probados beneficios han hecho que más allá de las modas, la Dieta Mediterránea gane cada día más adeptos en todo el mundo, de Estados Unidos a los países nórdicos.

La mala noticia es que precisamente en las zonas de origen de esta dieta es donde la población se está alejando de ella, haciendo cierto el refrán de que “en casa del herrero, cuchillo de palo”.

Según un estudio de la FAO que data de hace dos años, los países mediterráneos han comenzado a darle la espalda a su dieta característica en favor de más grasas y carnes en el menú, lo que está disparando los problemas de sobrepeso y obesidad.

Quizá el reconocimiento de la UNESCO al que aspira la Dieta Mediterránea sea un aliciente más para que estas poblaciones retornen a sus saludables costumbres culinarias, porque razones de peso no faltan

 

Fuente

diariodeibiza

Pastas no engordan segun “Científicos de 13 países”


 

 

Científicos de 13 países, entre ellos España, han firmado un consenso internacional sobre los carbohidratos y los beneficios que aportan para la salud, con el que quieren poner el acento en que no engordan ni son responsables de la obesidad.

Este pacto, suscrito a principios de mes en Río de Janeiro (Brasil) en el marco del IV Congreso Mundial de Pasta, ha sido impulsado por la organización estadounidense Oldways, autora en 1993, junto a la Organización Mundial de la Salud, de la famosa Pirámide Nutricional.

La catedrática de Fisiología de la Universidad de Murcia Marta Garaulet, representante española en este grupo internacional, del que forman parte investigadores de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos, Italia, México, Portugal, Turquía y Venezuela, ha subrayado que estos macronutrientes no están detrás del alarmante aumento de la obesidad y que es el exceso de calorías el que hace elevar la báscula.

Garaulet asegura que en estos tiempos en los que la obesidad y la diabetes están aumentando en todo el mundo, y no sólo en los desarrollados países occidentales, las pastas y otros alimentos de bajo índice glicémico pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre y también el peso, y ha explicado que las dietas muy bajas en carbohidratos no son saludables, especialmente a largo plazo.

Esta profesora, doctora en Farmacia y máster en Salud Pública por la Universidad de Harvard y que dirige un proyecto de investigación del Ministerio de Educación sobre cronobiología y obesidad, ha señalado que las dietas hipergrasas, de las consideradas “milagrosas” junto a las hiperprotéicas, tienen efectos adversos en vasos sanguíneos, que no se reflejan en los marcadores plasmáticos; disminuyen la capacidad cognitiva, provocan desequilibrios en minerales y están detrás de otras consecuencias menores como halitosis, caída de pelo y dolor de cabeza.

Garaulet ha añadido que, según se puso de manifiesto en ese congreso mundial, se ha demostrado que tras una intervención dietética a largo plazo con menús de igual contenido calórico y diferentes proporciones de nutrientes, tres tipos de seguimiento daban lugar a pérdidas de peso semejantes, con independencia de las proporciones de nutrientes.

Sin embargo, según esta investigadora, a pesar de presentar pérdidas de peso semejantes, el porcentaje de abandono de las dietas hiperprotéicas se sitúa en el 75 por ciento; el de las hipergrasas, en cerca del 50 por ciento, y en menos del 40 por ciento en quienes siguieron una dieta equilibrada.

“Si tenemos en cuenta que el individuo debe aprender a comer para mantener el peso deseado durante toda la vida, la mejor dieta del mundo no sirve de nada si no se puede seguir a largo plazo”, defiende esta profesora.

Asimismo, ha alertado de que se está poniendo de moda etiquetar ciertos alimentos con el indicativo “bajo en carbohidratos”, y ha dicho que lo más sorprendente es que no solo sucede en países como Estados Unidos, Canadá, España o Portugal, donde alrededor del 47 por ciento de las mujeres afirma estar constantemente a dieta, sino en otros lugares del planeta donde la mayor parte de la población pasa hambre.

Sobre la coexistencia del hambre, la desnutrición y la obesidad, Marta Garaulet ha explicado que en Colombia, Chile o Argentina pueden coincidir en una misma familia madres obesas e hijos desnutridos, que pasan hambre y son obesos, por lo que para ella se debe dejar de hablar de desnutrición e hipernutrición para pasar a llamar “malnutrición” a lo que está ocurriendo.

Ha asegurado que esta sorprendente situación solo se alcanza comiendo la llamada “fast food” de elevada densidad calórica y muy baja densidad en nutrientes, y ha puesto como ejemplo que un niño puede estar obeso, y pasar hambre, con el consumo de dos litros de refresco al día y una bolsa de patatas fritas como único alimento.

“La dieta se ha de entender como un todo, y se ha de comer una variedad de carbohidratos, grasas y proteínas saludables”, ha concluido Garaulet, quien afirma que “en contra de lo esperado, comer sano, según demuestran los estudios económicos, es todavía más barato que comer insano”.

fuente

Diariodeibiza

 

Alimentación Ortomolecular para para aumentar fibrocidad y mas energia


A través de la alimentación se puede conseguir un equilibrio perfecto, el que alcanzará la estimulación y conexión con el potencial físico, mental y emocional, tres pilares básicos para un deportista. Para ello hay que  elaborar un programa detallado y personalizado porque no todos los deportistas necesitan ingerir idénticas cantidades ni tampoco la misma alimentación ya que cada cuerpo es diferente y único.

Aquí os enseñamos la dieta de Dani Alves, deportista y jugador del F.C. Barcelona, jugador de poca envergadura pero fibroso y explosivo y a la vez de amplia resistencia aeróbica.

Dani tiene una dieta elaborada que le aporta las vitaminas y las proteínas que su cuerpo necesita. Tiene un especialista en alimentación ortomolecular que, desde Brasil, diseña las dietas más apropiadas para cada fase de la temporada.

Por la mañana debe tomar un zumo en ayunas elaborado con media zanahoria, media manzana, una rodaja de remolacha, dos hojas de acelga, un pedazo de gengibre y una naranja.

El desayuno consta de zumo de piña con hierbabuena, una pieza de pan integral, una pieza de queso blanco, una fruta y un huevo cocido. Y otros días a base de yuca, yogurth desnatado, leche de soja baja en lactosa y en grasas.

El almuerzo y la merienda también tienen diferentes variedades en las que se mezclan frutas y frutos secos como el plátano con la avena, la naranja con los anacardos, las uvas con los pistachos y la ensalada de frutas con nueces.

La comida siempre es a base de ensaladas, una alternancia de pescados, ternera y pollo combinados con acelgas y feijoas.

La cena es lo más ligero. Puede ingerir una ensalada de atún con palmitos, tomates, zanahoria hervida, repollo, azafrán, mostaza, vinagre balsámico y un cuenco de yogurth con leche de soja light batida con papaya.

vientre plano

Macrobioticos Omnivoros Vegetariano comer sano o placentero


Usted es omnivoro , carnivoro ,vegetariano , macrobiotico
si no se decidio a lo largo de su vida lea aqui,suerte.

Omnívoros Carnívoros Vegetarianos Macrobióticos

Muchos dicen que ser carnívoro puede ser contraproducente para la salud, que la dieta sana es aquella que está basada en vegetales, cereales y frutas. La sociedad puede llegar a tildar a aquellos que adoptan un régimen de este tipo como de locos, La decisión de comer de una forma u otra es de cada uno, pero es conveniente conocer las ventajas y desventajas de algunos tipos de dietas que se adoptan para conseguir calmar el hambre o para nutrirse.

Omnívoros o carnívoros

El ser humano es considerado por nuestra sociedad como omnívoro, es decir, que come de todo. Las personas que en forma habitual se alimentan de toda clase de comestibles sin discriminación alguna y que además han tenido algún proceso químico o mecánico, sufren desequilibrios por deficiencia de nutrientes, por exceso o por la combinación inadecuada de los productos y los sabores.

Como consecuencia de la ingestión de estos alimentos que están cargados de conservantes, emulsificantes, colorantes artificiales y otros aditivos aparecen en muchos casos dolencias como la diabetes, el cáncer, el colesterol y toda clase de trastornos cardiovasculares y del aparato digestivo.

Una dieta saludable es la que incluye todos los nutrientes, carbohidratos, proteínas, grasas y vitaminas, pero sin descuidar cómo se ingieren y las cantidades adecuadas Si la variedad alimenticia forma parte del régimen, con seguridad que el organismo recibirá los nutrientes necesarios para un óptimo funcionamiento.

Solo vegetales

El vegetarianismo consiste en consumir únicamente productos naturales y de origen vegetal. Elimina la carne en cualquier forma y los productos de origen animal, como los huevos y los lácteos. La mayoría de personas que consume este tipo de alimentación se caracteriza por comer vegetales producidos por cultivos biológicos que prescinden de abonos químicos, insecticidas y aditivos.

Los vegetarianos explican que hay razones fisiológicas y anatómicas que demuestran que los humanos son herbívoros y frugívoros por naturaleza. Las principales son: la dentadura del hombre, que en cuanto al número de dientes, la disposición, la estructura y los movimientos maxilares son iguales a la de animales herbívoros como el orangután y el gorila, ya que pueden desplazar los molares de manera vertical y horizontal, adelante y atrás, mientras que los carnívoros sólo pueden hacerlo de manera vertical; así mismo, poseen caninos fuertes para desgarrar la carne.
Otro de sus argumentos es que el intestino del hombre es unas diez veces el tamaño de su estatura por lo que se demora más la digestión de la carne, en contraste con los carnívoros que tienen un intestino muy corto (unas tres veces el tamaño de su cuerpo) y eliminan rápidamente los desechos de la carne, entre otras características.

Muchos nutricionistas aseguran que , las personas que son vegetarianas tienen deficiencia en algunos nutrientes como los aminoácidos esenciales, la vitamina B12 y el hierro, que principalmente se encuentran en los productos de origen animal como la carne. Los vegetarianos afirman que la combinación correcta de ciertos alimentos hace que no sea necesario el consumo de carne. Asegura que en la dieta vegetariana existen más de 10 mil recetas diferentes y deliciosas: A lo largo de la historia han existido famosos que basan su régimen alimenticio en el vegetarianismo como Pitágoras, Sócrates, Platón, Leonardo Da Vinci y Mahatma Gandhi.

Los macrobióticos

Existe un grupo de personas que su dieta se sustenta en la búsqueda del equilibrio físico y emocional a través de la alimentación. La macrobiótica nació en el Japón y divide los alimentos en Yin y Yang.

Yang son aquellos que su energía es caliente como los cereales, legumbres, sal y verduras de raíz. Yin son los que su energía es fría, como el azúcar, la miel, los lácteos, las frutas, sobre todo las tropicales (banano, mango o kiwi), y verduras como la berenjena, el tomate y la remolacha.

Los macrobióticos eliminan el consumo de todos los productos refinados como el azúcar y el pan blanco, los embutidos, las carnes, los dulces industriales, las bebidas alcohólicas y los refrescos e introducen las algas marinas no como algo exótico si no como parte del menú diario.
Al igual que la dieta vegetariana aquellas personas que siguen con rigor este tipo de alimentación y no hacen una combinación adecuada de los alimentos, corren el riesgo de sufrir anemia, deficiencia de vitamina B12 y de hierro, ya que a excepción de algo de pescado, no se toma nada de proteína animal ya que, aunque en teoría están en el Tempeh (queso vegetal), en los fermentos de soja y en el alga Espirulina muchos de estos productos son insuficientes para algunas personas.

La cuestión está en conocer los ingredientes que ofrece la naturaleza y saber combinarlos.

Una dieta balanceada para los omnívoros

Debe tener:

50 al 60 % del valor calórico total proveniente de carbohidratos simples: azúcar, granos y plátanos.
12 al 15 % de proteínas.

25 al 30 % de grasas con una distribución de:

– 10% de grasas saturadas, es decir de tipo animal que han sufrido algún proceso de industrialización, como la mantequilla.
– 10% de monosaturadas, como los granos y el aguacate.
– 10% de polisaturadas como el girasol, la soya, la canola y el maíz.
Un adecuado consumo de fibra.
6 gramos de sodio (sal) que de manera preferible se debe remplazar por condimentos naturales como el orégano, tomillo, laurel, etcétera.
6 a 8 porciones diarias de frutas.

Consumir una o dos veces a la semana carne blanca, una vez roja y el resto granos.

Beto Campos

fuente

http://www.alimentacion-sana.com.ar

ALIMENTACION EQUILIBRADA


Alimentacion equilibrada incluye Grasas

LA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA
Una comida sana y equilibrada debe llevar de todo. Pese a su mala fama actual las grasas son tan necesarias como las proteínas y los hidratos de carbono.
Ahora bien, hay una cuantas normas que conviene aplicar a la hora de planificar nuestra comida:

-Una dieta equilibrada debe llevar una mayor cantidad de hidratos de carbono que de grasas y más grasas que proteínas. La proporción ideal sería de un 55% de féculas, un 30% de grasas y un 15% de proteínas. Un ejemplo típico de plato equilibrado sería -aunque en principio sorprenda- el clásico cocido madrileño con sus verduras, legumbres, grasas y carnes, aunque ya hablaremos de las grasas animales.

-Las proteínas tienen la misma calidad (y casi la misma composición), independientemente de su origen. La diferencia es que las carnes animales -sobre todo las de cerdo, vacuno y cordero- contienen gran cantidad de grasas (especialmente colesterol “malo”) mientras el pescado y las carnes de aves y mamíferos magros como el conejo tiene mucha menos grasa.

-No hay que olvidar que nuestro cuerpo es en su mayoría agua y que ésta es fundamental a la hora de hacer una buena digestión, como base para disolver gran cantidad de principios inmediatos y para reponer las pérdidas que tenemos a través de la piel, la orina y las heces. Por tanto, debe beberse al menos dos litros de agua diariamente; y más cuando se hace ejercicio o un trabajo pesado y en verano.

-Las grasas son la base energética más importante de nuestro organismo y deben entrar en nuestra alimentación de forma obligatoria so pena de forzar a nuestros órganos a un exceso de trabajo para “fabricarlas” a expensas de otros principios inmediatos.
La mala fama del colesterol y sus negativos efectos es consecuencia de una trágica realidad: la mayor parte de las muertes en los países desarrollados está relacionada con su depósito en las arterias. Claro que ese problema no es consecuencia directa de la ingesta de grasas en sí sino del exceso de las mismas en la alimentación y la falta de otro factor fundamental para su correcta utilización: el ejercicio. Afortunadamente, las grasas animales son ricas en colesterol “malo” pero los pescados y aceites vegetales -especialmente nuestro maravilloso aceite de oliva- aportan colesterol “bueno” que compite con el primero en nuestros procesos metabólicos mejorando el estado de las arterias dañadas por los depósitos de grasas.
En cualquier caso, no estaría de más un control periódico de nuestro nivel de colesterol para evitar sorpresas. Hoy existen en muchas farmacias métodos rápidos de control efectivos para saberlo en unos pocos minutos. Métodos que además de controlar esos parámetros sirven también para conocer nuestros niveles de ácido úrico o glucosa, entre otros.

-Otro factor fundamental en una correcta alimentación es la variedad. Nuestro organismo necesita una enorme diversidad de sustancias para funcionar adecuadamente y esas sustancias -minerales, metales, vitaminas y, sobre todo, aminoácidos esenciales que no puede fabricar nuestro cuerpo- se encuentran en determinados alimentos. Por ello -y para garantizar su aporte adecuado y periódico- es necesario que la comida de todos los días sea lo más variada posible.

-No hay que olvidar que la digestión empieza en la boca, por lo que es aconsejable masticar despacio para poder ensalivar y triturar bien los alimentos y conseguir así una mejor absorción de los elementos nutritivos en el largo tubo digestivo.

-Pero la buena absorción no lo es todo. El tubo digestivo necesita limpiarse y precisa un cierto volumen de residuos para poder eliminar los restos de la digestión. Para lo cual es fundamental que en una dieta perfecta haya una buena cantidad de elementos indigeribles. Es la famosa fibra que actualmente -y con razón- se recomienda para una buena conservación y limpieza del aparato digestivo. Por eso las verduras y las legumbres no deben faltar en nuestra mesa diaria.

-Claro que no todo es bioquímica en el ser humano. La visión y el olfato, conectados a través de los centros de la base cerebral con todo nuestro organismo, ayudan a preparar el aparato digestivo, como al famoso perro de Pavlov que segregaba jugos gástricos al toque de una campanilla. Por eso una buena comida, aparte de su equilibrio en principios inmediatos, debe ser atractiva a la vista y al olfato; y la actitud frente a la mesa, relajada y placentera. Porque realmente -y de manera profundamente instintiva-, el hecho de comer, en sí mismo, es una recompensa de la que muchas veces nos privamos por las prisas o la omnipresente televisión. Y eso, a la larga, lo paga nuestra digestión y nuestra salud.
Además, comemos para dar energía a nuestro organismo. Y esa energía hay que gastarla, entre otras cosas para evitar que el exceso de alimento se acumule en forma de grasas en los michelines; o en las arterias, que es mucho peor. Hay que hacer ejercicio; pero no es necesario machacarse el cuerpo en un gimnasio o hacer deporte para conservar el equilibrio entre lo que se come y lo que se gasta. Lo que sí es imprescindible es moverse, caminar en definitiva, cosa que cada vez se hace menos en nuestra “desarrollada” sociedad de consumo