La enfermedad por grave que sea puede y debe ser curada

 

Deudas y conflictos

Dr. Reynaldo Oscar Ojeda.

El Dr. Ojeda es médico, nacido en Villa Mercedes, San Luis, Argentina. Miembro fundador de la Asociación Argentina de la Nueva Medicina.

  

Realizaré una resumida aproximación desde el punto de vista existencial de la situación psicobiológica que vive el deudor.-

 

El ser humano, unidad indisoluble de materia, sentimientos, pensamientos y espíritu (cuerpo, sentimientos, pensamientos y alma) va construyendo su – yo existencial – o – territorio- con sus ilusiones, causas de vidas, creencias, trabajo, familia, bienes materiales, bienes culturales, herencias, formas y modos de percibir la realidad. En resumen lo que hemos ido adquiriendo a lo largo de la vida o heredado y otros que han llegado a nosotros sin buscarlo.-

 

Concomitantemente  y entrelazado con el – yo existencial- o -territorio- formamos nuestros -lazos afectivos- o -refugios- o -nidos- sentimentales y/ o espirituales.-

 

La persona se relaciona consigo mismo, con los otros, con la naturaleza, la divinidad con su yo existencial (territorio + nido). Cuando saluda, da la mano a otro, comercia, va una fiesta o reunión, trabaja, compra, pasea se sienta en una plaza, etc., lo hace con toda su personalidad.-

 

Nuestras relaciones personales son con todas nuestras facetas o caras y así nos tenemos que asumir.-

 

Si bien el ser humano tiene o debería tener el control de sus instintos y automatismos como signo diferenciador de los animales, generalmente no nos comportamos de esta forma y asumimos comportamientos de los seres vivos inferiores.-

 

Esto se debe a que el proceso evolutivo de la especie  está grabado en nuestra naturaleza y hace que nos comportemos ante los conflictos psicobiológicos  en forma similar a los animales que viven en manadas u otra organización, además nuestra biología reacciona automáticamente repitiendo algún mecanismo que la evolución de las especies usó en un momento crítico de su adaptación a nuevas formas de vida, o cuando tuvo que superar algún proceso adaptativo.-

 

La enfermedad por lo tanto es un mecanismo defensivo de la naturaleza que nos avisa que estamos ante una situación biológica que no sabemos o no podemos  o nos negamos a resolver.-

 

La Medicina Psicobiológica define como conflicto psicobiológico: al cruce entre una necesidad biológica (alimentación, reproducción, defensa del territorio, valorización, la comunicación, la identidad, la pertenencia, etc.) y su insatisfacción.-

 

Es por eso que vamos a ver  los mismos conflictos en el hombre y en los animales. La vaca a la que se le quita un ternero puede desarrollar cáncer de mama izquierda al igual que la mujer cuyo hijo se accidenta. Un ciervo cuyo territorio es violado por otro  ciervo vecino, hará una lesión de recto o vejiga, al igual que un hombre que siente que el contenido de su territorio es constantemente cuestionado (mala reputación por deudas o por dudas de sus ideas) etc.-

 

La enfermedad por grave que sea puede y debe ser curada, con la resolución del conflicto psicobiológico. La resolución es existencial, positiva y creativamente  una nueva situación biológica; no una adaptación conformista, si no una auto creación personal superadora y vitalizadora.-    

Un ciervo que es desplazado de su territorio por otro mas joven en una lucha, si no muere por las lesiones, se refugia en una laguna o aguada, se llena de barro y espera aislado su curación. Si no es cazado por un depredador en este estado, se recupera y sale en busca de una nueva manada como la que tenía.- 

 

Aislado, solo y con un objetivo casi imposible, termina con una muerte – natural-, brusca o cazado por un depredador.-

 

Los pocos que se salvan son los que encuentran y se adaptan a una nueva situación biológica distinta a la que tenían.-

 

Son los que encuentran un numero chico de hembras perdidas y solas, igual que el, y aceptan hacerse cargo de ellas.-

 

La contracultura materialista ha impuesto valores individualistas, consumistas, donde el poseer está por encima del hacer y del ser, valores que fueron asumidos por nosotros en distintos grados y fijados en nuestro yo existencial o territorio.-

 

La estafa premeditada del sistema financiero usurario instaló la ilusión de un vivir materialista en la que el trabajo productivo quedó relegado y sometido a una dictadura de la rentabilidad, el éxito, la modernización, la figuración o estampa.-

Ilusión instalada y estafa lograda; resultado: endeudamiento usurario de los particulares y de la nación.-

 

El deudor estafado sometido a la tortura de la usura, es expulsado del mundo fantasioso, su -yo existencial- o -territorio- se resquebraja, sus necesidades vitales (reales o imaginarias) no pueden ser satisfechas generando en él un conflicto psicobiológico.-

 

Territorio perdido, afectos (nido) amenazado. ( -Viejo dicho criollo que dice: cuando la miseria entra por debajo de la puerta el amor sale por la ventana.-) ¡El deudor ha experimentado un conflicto psicobiológico!

 

Ante una situación de crisis biológica la naturaleza toma las siguientes actitudes 1) ataca enfrentando el problema (desarrollo de crecimientos celulares). 2°) Escapa (dejando ulceras). 3°) Se paraliza (inmovilizaciones). 4°) Se somete (disfunciones).-

 

La actitud biológica natural del deudor es: A) aislar el problema (huye), niega su realidad o la oculta. B) se somete; de la deuda no se habla ni se muestra, no se la toca socialmente, continúa aceptando las reglas – sociales y económicas – impuestas por la globalización; aún a cuesta de su autoestima, de su verdadero yo.-

 

Queda paralizado con condicionamientos psicológicos, materiales, emocionales y sociales, que no le permiten usar  su libertad y responsabilidad.-

 

Viene a  la consulta con la necesidad de encontrar la forma de volver a su anterior situación,le cuesta entender que ha sido estafado.-

 

Se enferma, su territorio existencial ha sido afectado y continúa amenazado por un enemigo sin piedad y voraz, – la usura institucionalizada -.-

 

También nos hace entender por que una vez resuelta una situación financiera, se aleja (escapa) de la institución  ( animal que vuelve al bosque a su auto defensa) para seguir en su individualismo y autosuficiencia, esperando mágicamente que quien lo expulsó de su esquema vital lo devuelva a la fantasía contracultural.-

 

Paralizado, sometido o escapando no tiene solución.-

 

En este proceder equivocado su destino es irse desprendiendo de los bienes lentamente  y llegar a una muerte existencial en soledad, por no encontrar una razón por la cual vivir por estar abroquelado y encasillado en un esquema vital suicida.-

 

El reuma, la hipertensión, la diabetes, las cataratas en los ojos, la depresión, el cáncer (de intestino o estómago, pulmón, próstata o vejiga) serán también nuevos compañeros de ruta y a veces el suicidio.-

 

El acompañamiento y la contención emocional que tanto hemos hecho, nos hace decir que quizás hemos salvado más vidas que deudas.-

 

Pero falta lo esencial de acuerdo a mi punto de vista, es la resolución real del conflicto psicobiológico del deudor.-

 

Para que el hombre pueda reencontrar libremente su libertad debe desprenderse de los condicionamientos que se lo impiden.-

 

El asumir la realidad tal cual es, permite resolverla.-

 

La estafa cultural ha sido ejecutada; unas de las victimas de la misma somos los deudores.-

 

Recomponer la cultura del trabajo no solo debe ser una auto creación individual si no interpersonal.-

 

Saber que el encontrar las posibilidades productivas que hay en cada uno hace renacer la autoestima viéndonos en el espejo real y no en el de la ficción contracultural.-

 

¿Qué es verse en el espejo real? No es otra cosa que saber que hemos sido victimas ¿de quien?  De la estafa contracultural de la mal llamada globalización.-

 

Pero que no nos quedamos en este concepto de victimizado por el cual debemos pasar; si no que salgamos junto a otros hermanos en busca de nuevos esquemas productivos.-

 

Saber que aprendimos a trabajar, que lo sabemos hacer, que debemos salvar  la mayor cantidad de bienes para que estén en manos de los argentinos productores, que el deudor es otro excluido que con solidaridad está forjando el surgimiento de valores creativos, luego de haber pasado o estar pasando por el dolor.-

 

El participar activamente en la esperanza real de una nueva economía que nos incluya dignamente, junto a los otros argentinos estafados, ultrajados y excluidos nos permite resolver el conflicto psicobiológico en que estamos.-

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s