Fertilidad Masculina Y la Alimentacion Abitos estilo de vida ” Consejos”

Varios estudios sugieren que el déficit de nutrientes afecta a la capacidad reproductiva del hombre. Por lo tanto, cuando una pareja se plantea  tener un hijo, es importante revisar la alimentación.

Lic. Lucia Molina

El 40% de los casos de infertilidad radican en lo que se denomina el factor masculino. En la mayoría de los casos se debe a un bajo contenido de espermatozoides en el semen (oligospermia) o a la poca movilidad de los mismos. En ambas situaciones, se reducen drásticamente las posibilidades de que éstos lleguen al óvulo y lo fecunden. No obstante, y pese a los numerosos casos de infertilidad, los especialistas aseguran que muchas de las causas de dificultades para la fecundación responden bien a cambios en los hábitos alimentarios y de estilo de vida.

 

Diversas investigaciones sugieren que el déficit de ciertos nutrientes como los antioxidantes, las vitaminas A, C y E, el ácido fólico, el cinc y el selenio inciden en la fertilidad masculina.

 

En un estudio reciente se compararon las dietas de dos grupos de pacientes que se encontraban bajo tratamiento de fertilidad. El primero se componía de aquellos hombres que no presentaban alteraciones en el espermograma mientras que en el segundo, estas modificaciones se evidenciaban. La comparación de los hábitos alimenticios de estos arrojó grandes diferencias. El grupo que presentaba alteraciones en el dosaje tenía una dieta a base de carne roja y, de entre las verduras, mostraba mayor preponderancia el consumo de papa. En cambio, en el otro grupo, se observaba una dieta balanceada a base de lácteos descremados, pescados y mariscos, frutas variadas y verduras como la lechuga y el tomate.

 

Es importante recordar que la deficiencia de ácido fólico -muy abundante en verduras de hoja verde, legumbres y cereales integrales-, afecta la calidad y movilidad de los espermatozoides lo que puede producir daños en el material genético y repercutir en los primeros estadios de formación del bebé. Además, el consumo de cinc – presente en mariscos, hígado, carnes rojas, pescados, huevos y lácteos así como en cantidades modestas en legumbres y frutos secos-, son necesarios para el normal funcionamiento testicular.

 

Las recomendaciones para los hombres que se encuentran bajo algún tratamiento de fertilidad son las de aumentar el consumo de frutas y hortalizas en ambas comidas, tratando de incluir alguna variedad de verdura cruda en almuerzos o cenas. Incluir frutas de todo tipo y color, sobre todo algún cítrico a lo largo del día ya sea entera o en forma de jugo. Variar entre el consumo de carne roja, pollo y pescado y consumir legumbres y cereales integrales.

 

Según informara la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, en una de sus reuniones, el resultado de una investigación demostró que el 83% de los hombres infértiles tenían un bajo consumo de frutas y verduras, que se define como menos de cinco porciones al día, en comparación con el 40% de los hombres fértiles. También se observó una menor motilidad espermática en los hombres que comían menos frutas y verduras.

 

Lic. Lucia Molina, del Departamento de Nutrición, Halitus Instituto Médico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s