Revivir tu pentium viejo es posible “Sacale el polvo y a funcionar”

Sí, es probable que estemos un poco locos. Pero es la misma locura la que le da un sabor especial a esta clase de proyectos. Como consuelo, sabemos que no somos los únicos. Hay personas con habitaciones enteras dedicadas a sistemas con varias décadas de edad, verdaderos paladines de la retroinformática que lo hacen sólo por el placer de mantener a esos ordenadores funcionando (Ariel, levanta la mano). Con lo rápido que avanza el hardware, lo primero que se piensa es que no vale la pena consumir tiempo y esfuerzo en traer de regreso a un viejo ordenador, pero más allá de que algunos deban hacerlo por una cuestión económica, nosotros lo hacemos también por el cariño al hardware. Si hay algo que presenta este artículo, es un desafío, especialmente a nivel software. El título menciona al procesador Pentium de 133 Mhz. Por supuesto, nada te impide el uso de otro procesador o plataforma diferente, pero como límite enfrentamos a un chip que fue creado incluso antes del lanzamiento de Windows 95.

Un Pentium de 133 Mhz, indicado por el círculo rojo. Este chip debutó el 1 de junio de 1995. (Fuente: Wikimedia Commons)
Un Pentium de 133 Mhz, indicado por el círculo rojo. Este chip debutó el 1 de junio de 1995. (Fuente: Wikimedia Commons)

Antes de comenzar, debemos asumir algunas cosas. Un Pentium 133 es un procesador basado en el socket 7. Las placas madre compatibles con este socket han tenido una larga permanencia, gracias a que procesadores de (en aquel entonces) alto nivel como el K6-2 de AMD lo utilizaban. Algunos pocos tenían ranura AGP para vídeo, otros ya contaban con vídeo y audio integrado (como el eterno M571 de PCChips, también conocido como TXPro-2), pero en general se veían placas con vídeo y audio independiente (fuese ISA o PCI), controladora IDE integrada, y ranuras para memorias DIMM y SIMM. Algunos modelos permitían su utilización simultánea, otros no, pero lo ideal es que como mínimo el sistema cuente con 32 MB de RAM. Los módulos de memoria para un sistema como un Pentium 133 hoy en día son muy accesibles. Hemos vistos precios similares a los de un paquete de cigarrillos, por lo que no deberías dudar en tratar de expandir la memoria. Algo similar sucede con las placas de red. Si tu sistema no tiene una de estas placas, lo mejor sería que trates de conseguir una. Un Pentium 133 claramente no puede hacer nada contra monstruos como Flash, pero nadie dice que no se pueda navegar en los portales de ciertos servicios. Además, una placa de red puede compensar en gran medida la ausencia de otros medios de soporte. Dicho eso, comencemos.

1) Firewall

Nunca está de más tener una capa extra de seguridad en nuestra red interna, y nada mejor para eso que instalar una distro de Linux específicamente diseñada para trabajar como firewall. Debido a los requerimientos que estamos manejando, una distro compatible y relativamente fácil de configurar es IPCop. Admito que ya tiene algunos años y no hay ningún indicio de que vaya a tener una actualización pronto, pero se trata de un software muy estable, que se lleva muy bien con hardware antiguo. Otra opción viable sería Endian Firewall, mucho más actualizado que IPCop, pero sus requerimientos pueden ser más altos.

IPCop tiene sus años, pero funciona muy bien
IPCop tiene sus años, pero funciona muy bien

2) Sistema de audio

Vamos, ¿acaso crees que necesitas de un Pentium 4 para escuchar un par de mp3? Mientras que el reproductor de audio sea compatible con el sistema operativo que utilizas y el hardware de sonido tenga las especificaciones mínimas para entregar una experiencia estéreo a 44.1 Khz, entonces podrás escuchar mp3s en un Pentium 133. Claro que, deberás olvidarte de cualquier operación multitarea. La descompresión mp3 reclamará mente y alma del procesador, sin mencionar un amplio proceso de tweaking de tu parte. Si por alguna razón tienes “saltos” en el reproductor, tal vez debas jugar un poco con su búfer interno. A pesar de los requerimientos actuales del Winamp, las versiones 2.x aún están disponibles a través de la Web, y deberían funcionar a la perfección con tu Pentium.

Las versiones "lite" de Winamp son excelentes para sistemas humildes. La última versión conocida de la serie 2.x es la 2.95.
Las versiones “lite” de Winamp son excelentes para sistemas humildes. La última versión conocida de la serie 2.x es la 2.95.

3) Porta-retrato / Visualizador de imágenes

¿Has visto lo que cuesta un porta-retrato digital? Algunos pueden llegar a ser tan costosos como un monitor LCD. Entiendo que tal vez un viejo monitor CRT conectado a un Pentium 133 no sea el porta-retrato ideal, pero no necesitas más que un protector de pantalla capaz de mostrar imágenes en modo “slideshow” para lograr el mismo efecto. Al mismo tiempo, un Pentium 133 es suficiente para ver imágenes en formato JPG. La extraordinaria versión gratuita 2.43 del ACDSee sigue disponible en la Web, por lo que tienes asegurado el acceso a uno de los mejores visualizadores de antaño, el cual admito haber usado durante años enteros.

Irónico pero cierto: ACDSee Classic 2.43 sigue siendo una opción válida en estos días
Irónico pero cierto: ACDSee Classic 2.43 sigue siendo una opción válida en estos días

4) Procesador de texto / Planilla de cálculo

Elemental, casi redundante, pero debemos mencionarlo. Recuerdo una película en la que alguien publica para vender en Internet a una máquina de escribir con la frase “Procesador de texto a prueba de fallos”. Bien, esa misma frase se puede aplicar a un Pentium 133. Cuando el malware arruine a tu Windows moderno, cuando la última versión de Office quede inutilizada por una actualización mal hecha, cuando el reloj se vuelva tu enemigo y la desesperación invada tu mente, sabes que puedes recurrir a un sistema más antiguo pero eficiente, y escribir todo lo que necesites allí. ¿Que puedes usar? Una licencia de Office 97 se puede obtener hoy a un precio casi risible, pero tampoco hay que olvidar a la versión 2.4.6 de AbiWord, la última en ser compatible con Windows 95.

AbiWord no tendrá problemas en trabajar en un sistema como un Pentium 133
AbiWord no tendrá problemas en trabajar en un sistema como un Pentium 133

5) Facturación / Punto de venta

Cualquiera que visite una oficina puede ver sobre los escritorios terminales modernas y veloces, que usualmente sufren cada vez que sus operadores colocan sus garras sobre ellas, y quienes terminan regañados por el personal de Sistemas, ya que deben vivir realizando mantenimiento. Sin embargo, en lugares como una tienda de ropa o un restaurante puedes ver a esas inmortales carcasas de color beige, funcionando durante días sin ser apagadas. Si tienes tu propio negocio, el fisco puede demandar muchas cosas de ti, pero que utilices un sistema de miles de euros sólo para que escupa una hoja como comprobante, no es una de ellas. Hay tiendas que todavía utilizan al DOS para ejecutar su software de facturación. Imprimir comprobantes puede demandar incluso menos que un Pentium 133.

Las terminales POS suelen tener un hardware humilde pero resistente. ¿Por que no colocar a un P133 en ese rol? (Fuente: www.possystems.com)
Las terminales POS suelen tener un hardware humilde pero resistente. ¿Por que no colocar a un P133 en ese rol? (Fuente: http://www.possystems.com)

6) Seedboxing

Bien, aquí las cosas se complican un poco. El seedboxing no es otra cosa más que la creación de un servidor para carga y descarga de archivos, usualmente a través de redes de intercambio P2P. BitTorrent es muy popular a la hora de realizar seedboxing, ya que es posible configurar un cliente, dejar que descargue archivos, y controlarlo de forma completamente remota a través de una función especial como es el WebUI del cliente uTorrent. El problema es que uTorrent se encuentra al límite aquí. El sistema más antiguo con el que puede trabajar es Windows 2000, y los requerimientos para dicho sistema son un Pentium 133 con 32 MB de RAM. Sin embargo, puedes recurrir a versiones anteriores que tal vez funcionen un poco mejor, o directamente optar por otro cliente, como por ejemplo la edición portátil de BitComet, que es compatible con Windows 98 y ME.

uTorrent 2.2 bajo Windows 2000
uTorrent 2.2 bajo Windows 2000

7) Navegación web / E-mail

Dos palabras: Se puede. No importan los diseños modernos, Adobe Flash, Silverlight, o lo que sea que pueda llegar a tener un sitio, una persona con un Pentium 133 puede navegar por Internet y enviar correos electrónicos si sabe cómo moverse y evitar los pozos de rendimiento. En primer lugar, hay versiones antiguas de navegadores web que pueden ser más flexibles que Internet Explorer. Todavía hay copias de Netscape disponibles, mientras que las versiones previas de Opera son conocidas por soportar sistemas muy antiguos, incluyendo a Windows 3.11. Y para navegar en sistemas humildes, nada mejor que las versiones móviles de los portales más conocidos, como Google, Gmail, Facebook y/o Twitter. Texto plano, cero Flash, cargan en un santiamén, y lo mejor de todo es que pueden llegar a estar disponibles cuando los portales principales se caen.

Esto es el buscador de Google en modo móvil, bajo una versión muy antigua de Internet Explorer
Esto es el buscador de Google en modo móvil, bajo una versión muy antigua de Internet Explorer

8) ¡Aprende Linux!

Una de las virtudes esenciales de cualquier distro de Linux es que puede trabajar de forma mucho más eficiente siempre y cuando sea compatible con el hardware presente… y al estar tratando con un ordenador que en promedio posee unos quince años, es lógico asumir que los problemas de detección de hardware por parte de Linux se reducen a cero. Si lo único que quieres es instalar una distro de Linux en tu ordenador, puedes optar por algunas ediciones muy livianas como DamnSmallLinux o Tiny Core Linux, muy amigables con sistemas humildes. Sin embargo, si quieres ensuciarte un poco las manos, podrías inclinarte hacia algo como Debian. La versión 5.0 Lenny es compatible con procesadores 486 en adelante. Tal vez debas hacer algún compromiso en lo que se refiere a la interfaz gráfica, pero no se trata de nada que carezca de solución.

Instalar Linux en un sistema con algunos años es más que recomendado. No dejes de hacerlo, aprovecha la oportunidad para conocerlo mejor.
Instalar Linux en un sistema con algunos años es más que recomendado. No dejes de hacerlo, aprovecha la oportunidad para conocerlo mejor.

9) Practicar overclocking

Aunque muchos aficionados del overclocking consideran a la “era dorada” de la actividad cuando hizo acto de presencia el famoso Celeron 300A (que funcionaba a 450 Mhz con sólo cambiar un jumper), los Pentium también fueron famosos por permitir algunos megahertz extras. La explicación es sencilla: Un Pentium 133 utiliza un bus de 66 Mhz con un multiplicador de 2. Los chips pre-MMX tenían un multiplicador liberado, por lo tanto, un Pentium 133 puede ser configurado a 60 x 2.5, para alcanzar 150 Mhz. Incluso algunos han logrado resultados superiores, con configuraciones de 66 x 2.5, llegando así a los 166 Mhz. Sin embargo, son pocos los procesadores que pueden llegar a ese nivel, y requieren una especial atención a la hora de ser refrigerados. Sí, un Pentium 133 también puede colgarse por exceso de temperatura.

Tampoco vayamos a los extremos. Hacer overclocking en un Pentium 133 también tiene límites.
Tampoco vayamos a los extremos. Hacer overclocking en un Pentium 133 también tiene límites.

10) Emulación

¿Qué acaso la emulación no demandaba hardware de alto nivel? En realidad, todo depende de aquello que se vaya a emular, pero incluso un Pentium 133 resulta superior en comparación a sistemas anteriores. Además, no sólo debes pensar en juegos emulados: Piensa en entornos operativos enteros. Un emulador de Commodore 64 puede funcionar a la perfección en un Pentium 133, y lo mismo se puede decir de muchos emuladores de ZX Spectrum. Todo depende de los requerimientos oficiales del emulador, pero en la mayoría de los casos debería ser posible correr entornos de antaño sobre un vetusto Pentium.

... sin palabras.
… sin palabras.

Bien, eso es todo por ahora. Si sigues creyendo que estamos locos, en ningún momento hemos dicho que no tengas razón. Por otro lado, si de alguna forma te hemos tentado y te encuentras quitándole el polvo a tu viejo Pentium, ¡bien hecho! Nunca se sabe qué se puede aprender de un ordenador así. No tienes nada que perder, y varias cosas por ganar. Después de todo, el hardware tendrá una cierta capacidad, pero eres tú quien pone los límites. ¡Buena suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s